La vivienda que se recibe en una herencia, puede provocar una alteración fiscal en los herederos, por incorporarse a su patrimonio, por lo que conviene estar preparado y conocer las repercusiones fiscales.

Vender una vivienda nunca es una tarea sencilla, pero si la vivienda es una herencia, menos aún. Sin embargo, es posible vender una casa heredada de forma adecuada, siempre y cuando estemos bien asesorados y sepamos todos los entresijos de esta compleja operación.

Trámites previos a vender una casa

Cuando una persona fallece, sus bienes no se adjudican de manera automática a los herederos, sino que deberán aceptar la herencia ante notario y firmar las escrituras de adjudicación.

Tras este trámite, se deberá pagar el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones (ISD), antes de 6 meses desde la fecha de defunción.

El Impuesto de Sucesiones en Madrid, está bonificado en el 99%, lo que quiere decir, que solo tendremos que pagar el 1% de la cuota dentro del ámbito familiar que engloba a padres, hijos, cónyuges y parejas de hecho.

De esta forma, un descendiente que perciba una herencia de su padre con una base liquidable de 100.000 euros, tras la aplicación de las reducciones correspondientes apenas pagará 124 euros en el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones.

Una vez tengas las escrituras de adjudicación y el justificante de pago del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, podrás acudir al Registro de la Propiedad para inscribir la aceptación de la herencia. Este paso, es fundamental para poder vender la vivienda.

*Si quieres saber cómo registrar un piso heredado os hemos preparado una infografía sobre este asunto.

Además, del Impuesto de Sucesiones y donaciones, hay que pagar la plusvalía municipal de Madrid, es decir, otro impuesto que se aplica sobre el aumento del valor de la vivienda entre el momento en que la adquirió la persona que fallece y el momento en el que dicha vivienda la has recibido tú por herencia.

Vender la vivienda

Una vez hayas realizado todos los trámites, ya serás el titular de la vivienda y podrás vender la vivienda. Ahora bien, el tiempo que pase entre la aceptación de la herencia y la venta del piso si es importante de cara a la rentabilidad que la puedes sacar. ¿Por qué?

Desde el punto de vista fiscal, podrás evitar recargos si liquidas los impuestos de la venta dentro de los 6 meses posteriores al fallecimiento.

Y, desde el punto de vista de la plusvalía municipal, cuando se vende una casa heredada, una vez  pasado el primer año desde que se  registrar la vivienda a nombre del heredero, hay que volver a hacerse cargo del pago de este impuesto. Por lo tanto, te aconsejamos que lo vendas antes de que pase ese primer año desde la adjudicación e inscripción.

¿Necesitas ayuda para vender una casa heredada?

Vender una casa, supone mucho esfuerzo. Por eso, en MR by MÓNICA RESINO, te ofrecemos el mejor servicio para ayudarte a vender tu casa, gestionar el papeleo y ahorrarte todas las preocupaciones.

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación. Para continuar navegando por nuestra web, debes aceptar su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies ACEPTO política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies
1
Hola. ¿En qué podemos ayudarte?
Powered by